5 precauciones que debemos tomar con el sharenting

¿Alguna vez has escuchado el término sharenting? Es derivado de las palabras en inglés “share”, que significa compartir, y de la palabra “parenting”, que significa paternidad. Entonces, sharenting hace referencia a la acción de parte de los padres de compartir todo lo que hacen sus hijos desde sus perfiles de redes sociales.


El sharenting es una práctica de padres y madres que consiste en subir imágenes o vídeos de sus hijos a las redes sociales y suele ser muy común en plataformas como TikTok e Instagram, sin embargo, para evitar problemas, te recomendamos seguir ciertas reglas antes de que comiences a realices este tipo de contenido.
Para comenzar, debes tener en cuenta que la huella digital es el rastreo que dejamos en Internet. Es decir, toda la información, fotografías, videos, subimos a las redes sociales y a cualquier página en Internet. Lamentablemente, nunca sabremos dónde puede acabar esa información.


El shareting propicia la falta de privacidad, pues como hemos comentado antes, al compartir imágenes o información de nuestros hijos, les estamos creando una huella digital y a su vez les estamos retirando la privacidad que les pertenece. De hecho, muchos padres de familia comparten secretos e intimidades de su propia familia con el fin de empatizar más con su público.

Con el sharenting podemos llegar a favorecer el ciberbullying sin pensarlo, ya que estamos facilitando información acerca de nuestros hijos e hijas. Este contenido puede afectar a la reputación del niño en cuestión, perjudicándole en el colegio o en su entorno social.

También este tipo de actividad puede generar fraude o robo de identidad. Los niños pueden llegar a convertirse en blancos de fraude por los datos que hay de ellos en Internet. O bien, también pueden ser víctimas de acoso por parte de otro adulto a través de las redes sociales.

Antes de caer en el sharenting, debemos considerar que el contenido puede ser usado con propósitos sexuales. Los pedófilos podrían llegar a guardar o compartir dichas imágenes para una posterior connotación sexual. De hecho, los datos publicados les sirven para conocer más acerca de los menores, como sus gustos, su fecha de cumpleaños y hasta su colegio, provocando una grave situación de vulnerabilidad en el menor.
Para evitar caer en un problema de estos te aconsejamos que a la hora de publicar fotos en las redes sociales sobre tus hijos consideres lo siguiente:

  1. No crear una cuenta especial para subir contenido de los pequeños.
  2. Cerciórate de que las fotos que subas a las redes en las que aparecen tus hijos/as, estén siempre vestidos.
  3. Leer y entender las políticas de privacidad de las redes sociales.
  4. Recordar y tener siempre presente cómo se sentirían nuestros hijos/as si en
    un futuro se tuvieran que enfrentar a una imagen suya que subieron sus padres a Internet. ¿Podría dañar su autoestima?
  5. Activar las alertas de Google con el nombre de nuestro hijo/a, para que nos avisen si aparece en alguna búsqueda de Google.
  6. No dar la localización en fotografías ni en comentarios.
  7. Compartir la información bajo el anonimato y pixelar las caras para respetar su privacidad, sobre todo si son menores de edad.
  8. Si envías imágenes o vídeos a través de mensajería instantánea (como WhatsApp), tendrás que asegurarte de que las personas no compartirán el contenido digital de tus hijos sin permiso.
  1. Referencias:
    https://elcierredigital.com/salud-y-bienestar/720107148/sharenting-criticada-practica- padres-publican-fotos-hijos-redes.html
    https://www.pantallasamigas.net/sharenting-riesgos-consejo

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s