¿Por qué gritas a tus hijos?

Desesperación, no saber cómo explicarles o pérdida del control, hay muchas razones por las que gritamos a los niños, pero hacerlo no suele ser lo mejor.

¿Te ha pasado que sin querer terminas gritándoles a tus hijos? Seguramente a tu peque se le salieron un par de lagrimitas, o simplemente se quedó estupefacto, y tú te sientes como el peor padre o madre del mundo. 

Tranquilo, tranquila, no les has gritado a tus hijos porque te caigan mal o porque no los soportes. Nada de eso. Le has gritado a tu hijo y no ha sido su culpa, sino la tuya. Gritar es una respuesta comunicativa que tenemos todos los seres humanos y también otros animales. 

Elevar el tono de voz puede tener muchas razones, desde mejorar la dicción para que alguien entienda bien nuestro mensaje, hasta gritar porque queremos sonar amenazantes ante un posible agresor. Pero claro está que no has gritado a tu hijo porque no oiga bien lo que le dices o porque lo consideres un agresor. Le has gritado porque NO TIENES CONTROL DE TUS EMOCIONES. 

Ser papá o ser mamá es una tarea ardua de la cual no podemos descansar ni un solo segundo. Aún en el trabajo, o divirtiéndonos con amigos, estamos preocupados por cómo se encuentran nuestros hijos. A veces, todo se nos viene encima, desde el tráfico hasta preocupaciones por dinero, por salud u otros motivos, y simplemente nuestro estado de ánimo no es el mejor para ser papá o ser mamá, sencillamente explotamos.

Gritamos como una forma de liberación de las emociones que no hemos podido controlar, tales como enfado, tristeza, miedo o felicidad. Pero cuando hemos tenido un día malo, sin darnos cuenta nos desquitamos con quien menos lo merece. 

El no saber controlar nuestras emociones,  nos conduce a realizar actos de los cuáles terminamos arrepentidos, como el hecho de gritarles a nuestros hijos. Los peques no han hecho nada fuera de lo habitual: una que otra travesura, alguna falta en sus deberes o una desobediencia mínima.  

Por eso, si has tenido un mal día, te recomendamos dejar tus problemas fuera de tu núcleo familiar, tomarte cinco minutos para ti, respirar profundamente y decir: soy el mejor el mejor papá, soy la mejor mamá y mis hijos son el motivo de mi alegría. Recuerda que los gritos no solucionan nada, solo causan más estrés.

Fuentes

www.bebesymas.com/ser-padres/nueve-razones-habituales-que-padres-gritamos-a-nuestros-hijos-como-podemos-evitarlo/amp

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s