5 maneras de evitar que tu hijo se coma las uñas

Comerse las uñas es un hábito desagradable, pero también dañino, así que hay que evitar a toda costa que tus hijos lo hagan.

Onicofagia

Morderse las uñas es un hábito que comienza en la infancia y por desgracia, en ocasiones, perdura hasta la adultez. Este padecimiento recibe el nombre de onicofagia, se clasifica dentro de los trastornos de tipo obsesivo compulsivo, por lo que tiene un origen nervioso, además de presentarse como un acto inconsciente en la persona que lo sufre.

Para poder erradicar con éxito esta manía es necesario, primero, identificar la posible causa del padecimiento. Para esto se requiere observar los contextos o situaciones en las que el niño tiende a morderse las uñas.

Consecuencias de morderse las uñas

Lamentablemente este hábito trae consecuencias físicas, sociales y emocionales. Las primeras se refieren a los problemas que pueda tener el niño con esta maña, por ejemplo, sangrado en los dedos, infección y desgaste en los dientes; las consecuencias sociales son retraimiento del niño y estigmatización por parte de los compañeros de escuela; por último, las consecuencias emocionales son sentimientos de culpa, vergüenza, baja autoestima y ansiedad.

A continuación te contamos sobre tres posibles causas con sus respectivas soluciones.

1. Estrés

Comerse las uñas, a menudo, es una señal de estrés y  ansiedad que el niño puede llegar a padecer, por ejemplo, si has notado que tu hijo se muerde las uñas al asistir a un lugar muy concurrido, significa que esta situación le genera ansiedad, por lo que tendrás que brindar la ayuda psicológica necesaria para erradicar el problema de raíz.

2. Asociación

La asociación es la otra causa posible que pudo haber generado este molesto hábito en tu hijo. Si observas que tu niño se muerde las uñas en un momento específico bajo una circunstancia determinada, por ejemplo, cuando juega con el celular, es porque tu pequeño ha creado una asociación entre ese momento dado y el acto de comerse las uñas. En este caso, la solución es concientizar al niño sobre su manía, de esta forma cambiará el hábito por sí mismo.

3. Baja autoestima

Posiblemente tu hijo tenga una baja autoestima y tú aún no lo sabes. Si tu peque es de los que se exigen mucho, no puede sobrellevar de manera adecuada la frustración, se enoja con facilidad y tiende a ser tímido, el problema de morderse las uñas es mucho más profundo.

En este caso la atención psicológica es la solución, pues no sólo se trata de eliminar una “maña”, sino de dar estabilidad emocional y confianza al niño.

También puedes ayudar a tu hijo para que deje de comerse las uñas, aplicando las siguientes dos técnicas:

4. Arregla las uñas del niño, de manera que luzcan cuidadas, sanas, limpias y agradables a la vista. Motiva a tu hijo para conservar unas uñas con buena presentación estética.

5. Crea una asociación positiva al momento de que tu peque evite comerse las uñas, por ejemplo, puedes ofrecerle un pequeño premio y aplaudir su logro. Esto no será fácil ni para ti ni para tu hijo, por lo que es muy importante que conserves la calma y que evites regañarlo.

Fuentes

https://www.guiadelnino.com/educacion/el-nino-de-3-a-4-anos/como-quitar-al-nino-la-mania-de-morderse-las-unas

https://www.psicoglobal.com/autocontrol/morderse-las-unas-onicofagia#:~:text=de%20sus%20manos.-,CAUSAS%20DE%20LA%20ONICOFAGIA,ocasionan%20un%20aumento%20del%20estr%C3%A9s

https://www.abc.es/bienestar/psicologia-sexo/psicologia/abci-morderse-unas-esto-pasa-cuerpo-cada-haces-202003060128_noticia.html

http://www.revistamipediatra.es/articulo/124/se-muerde-las-unas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s