Seis consejos para enseñar el valor del esfuerzo

Comúnmente enseñamos a los niños que la finalidad del esfuerzo es agradar a papá, mamá o para obtener una recompensa a cambio, la realidad es que, el objetivo del esfuerzo es sentirse satisfecho con uno mismo, tener seguridad y fortalecer la autoestima.

Es momento de dejar a un lado las condicionales como: “Si sacas diez te regalo esto”, “Si acabas tu tarea, te compro un dulce”. Los niños deben aprender la verdadera lección del esfuerzo y para hacerlo, te damos seis consejos.

1. Proponer tareas graduales

La dificultad de las tareas que se le asignen a los niños en casa, deben ser más complejas conforme aumente su edad y su práctica en ciertas actividades. Cuando logren terminar una tarea difícil, los pequeños notarán que fue gracias a su esfuerzo y se sentirán felices consigo mismos.

escalera al cielo[1].jpg

2. El fracaso también es de ganadores

Los niños deben aprender que no siempre se gana en esta vida, algunas veces existen factores que intervienen para que no se concrete un proyecto o actividad, pero no por eso deben frustrarse y dejar de esforzarse para conseguir sus objetivos.

3. Motivos valiosos

El motivo principal por el cual deben esforzarse los niños es por ellos mismos. Es importante hacer conscientes a los peques que ellos valen mucho, en vez de decir frases como: “hazlo por mí, por tu abuelita o por fulanito”, debemos decirle: “hazlo por ti mismo, tú vales mucho”.

4. Mostrar el esfuerzo como algo positivo

Muchas veces, a los niños se les enseña el esfuerzo como una obligación, que a veces se convierte en una pesadez para ellos; para evitar esa perspectiva, desde pequeños se les debe enseñar a ver el esfuerzo como algo inherente en la vida.

P1060478.JPG

5. Plantear metas a corto plazo

Platica con tus peques y conoce cuáles son sus metas a corto plazo, aprender a sumar, aprender a doblar la ropa correctamente, dejar su cama tendida antes de irse a la escuela, entre otras. Plantearse metas a corto plazo, le hará consciente de la satisfacción que trae el esfuerzo y todas las cosas positivas que se consiguen con la perseverancia.

6. Sé su inspiración

Los padres son el primer ejemplo de los niños, por ello, siempre que logres algo que te propongas, así sea hacer la mejor sopa, el mejor pastel, componer una falla mecánica de tu auto…, comunícalo con tus peques, expresa la alegría que te da haber conseguido determinada actividad y explícales el esfuerzo que pusiste en ello.

papa-cocina-650x434

@pipochos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s