¿Mascota? ¡Di que sí!

¿Qué niño no desea tener una mascota? Los niños aman a los animales porque les parecen muy cariñosos y apapachables, sin embargo, como padres debemos saber todos los cuidados que requiere una mascota, y no comprarlos como si fueran juguetes.

Tener una mascota trae muchos beneficios para los niños, pues además de enseñarles responsabilidad, también les inspira a ser cariñosos y a ser compartidos. Recuerda que no sólo los perros y los gatos son las únicas mascotas, también puedes tener hamsters, tortugas o conejos, los cuales permiten a los niños comprender la naturaleza.

Estas son algunas ventajas de tener una mascota:

  • Los niños se hacen responsables y empáticos. Al participar en el cuidado de las mascotas, los pipochos aprenden a ser conscientes de las necesidades de los demás.
  • Evitas asma o alguna alergia. Estudios han comprobado que los microbios que se encuentran en el polvo de las casas, son combatidos por los microbios de los perros, los cuales logran colonizar el tracto gastrointestinal de los pequeños, protegiéndolos y haciéndolos inmunes.
  • Más pacientes. Otro estudio demostró que los pequeños que crecen con mascotas desarrollan más tolerancia a la frustración, y crecen como adultos más equilibrados.
  • Estimulación temprana. Al seguir con la mirada al perrito o al gato, que se mueve a su alrededor, el bebé desarrolla su estimulación temprana, además, el pelaje de los animales permite a los niños desarrollar su sentido del tacto.
  • Mejoran la autoestima. Los niños con mascotas desarrollan más autoestima porque saben que alguien los quiere en casa y los busca sin juzgarlos, esto les genera seguridad emocional. A su vez, esto les permite desarrollar sus habilidades sociales.

Debes tomar en cuenta que una cosa es que los niños participen en el cuidado de un animal y otra responsabilizarlos de ello. Si tu hijo no se encuentra en la capacidad de cuidar de sí mismo ¿cómo va a poder cuidar a un animal? La responsabilidad de cuidarlo recae sobre ti, además, debes darle cariño a los dos.

Nunca debes permitir que tus peques sostengan a la mascota en sus brazos, mientras está de pie, ya que el animal puede resbalar de las manos del niño y hacerse daño. Tampoco debes dejar que tu bebé manipule a la mascota, pues al estar aprendiendo a reconocer el mundo, pueden lastimarlos sin querer.

Si tu familia y tú, definitivamente quieren tener un perrito, lo mejor es elegir una raza grande. El pastor alemán es muy dócil para cuidar de los niños, tiende a vigilarlos y no se separan de ellos. Consulta con el veterinario qué otras razas son convenientes.

@pipochos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s