¿Los hijos deben o no acceder a las redes sociales?

En la actualidad es común ver a los niños pidiendo a sus padres jugar con el celular o la tablet, aunque apenas hayan aprendido a distinguir la derecha de la izquierda, o quizá ni siquiera lo sepan. Esto es algo que a muchos padres les preocupa, no sólo por los problemas de salud que puedan presentar, por usar estos dispositivos, tales como problemas en la vista o dependencia de estos aparatos; los menores corren mucho riesgo al participar en las redes sociales.

Antes de obsequiar o prestar estos aparatos a tus hijos, toma en cuenta los puntos que a continuación te presentamos. Aunque tus hijos estén a punto de ser adolescentes, debes considerar que todas las personas están expuestas a los delitos virtuales.

Ante cualquier circunstancia, la comunicación es muy importante. Explica a tus hijos por qué son peligrosas las redes sociales. Antes las personas tenían miedo de dejar salir a jugar a sus niños a la calle, porque algún extraño los podía convencer de irse con ellos, hoy debemos tener cuidado con los extraños en las redes sociales. Es preferible comunicar a los pequeños que todos los “amigos” en la Web son falsos, por ello no deben confiar datos o detalles personales, a alguna persona.

Si los hijos ingresan a alguna red social, es responsabilidad de los padres. Debemos respetar y hacer que los niños respeten los límites de edad, que cada plataforma considera apropiada. Existen pre-adolescentes que, por sentirse adultos, ingresan a las redes sociales mintiendo sobre sus datos; debemos estar al tanto de lo que hagan nuestros hijos con sus dispositivos, no sólo echar un vistazo algunas veces, si no cerciorarse de cómo interactúan en las redes. En el caso de los pequeños, existen aplicaciones aptas para ellos, que permiten a los padres sincronizar su cuenta con la de los pequeños.

Los padres deben concientizarse de los riesgos que corren sus hijos en las redes sociales, además del grooming (cuando un adulto se gana la confianza del menor con un propósito sexual), también puede darse el bullying cibernético. Para evitar estos problemas, se deben crear reglas para que los pre-adolescentes ingresen a las comunidades virtuales; la primera regla debe ser que los hijos tengan un horario para ingresar a éstas y, en segundo lugar, advertirles que, ante cualquier situación que no les haga sentir bien, deben comunicarlo a los padres.

Una vez que se les permita a los adolescentes ingresar a estas comunidades virtuales, se debe revisar a detalle la configuración de la privacidad, para que sus perfiles tengan seguridad extrema. Es importante que los padres conozcan la contraseña de los hijos, así como verificar que las personas agregadas sean conocidos por ti, así como verificar que la información y los datos personales de nuestros hijos y familia, no sean expuestos.

@Pipochos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s