Guía para que aprenda a ir al baño

Una de las etapas del desarrollo de los niños, que los padres suelen esperar con ansiedad, es el momento de quitarles el pañal.

Algunos niños aprenden en pocos días, pero muchos otros tardan varios meses. En general, cuanto más pequeño es el niño, al empezar el entrenamiento, más tarda en aprender.

Im1

Será más fácil enseñarle a tu hijo con éxito, si conoces los pasos básicos del entrenamiento, y logras transmitírselo con claridad.

Identifica las señales de que tu niño está listo

Alrededor del año de edad, un niño comienza a identificar que lo que siente son ganas de hacer pipí o popó.

Algunos niños están listos para empezar el proceso de retirada del pañal a los 18 meses de edad, pero hay otros que no demuestran el más mínimo interés, hasta que tienen 3 años o más.

Lo importante es observar si tu hijo empieza a mostrar ciertas señales de que ya está listo para aprender a ir al baño solito.

Im2

Compra el equipo necesario

Invierte en una buena bacinica o en un asiento especial que se acopla al inodoro de tu baño, esto le quita los nervios al niño de enfrentarse con el baño grande, a algunos niños les da miedo caerse dentro o les asusta el ruido al jalar.

Si tienes un varón, busca una bacinica sin el asiento que se sube y baja, o que traiga una que se pueda quitar.

Si compras un asiento adaptador para el inodoro, revisa que sea cómodo y seguro y compra también un banquito para que tu niño pueda apoyar los pies y subir y bajar del inodoro con facilidad. También le ayudará a tener firmeza y estabilidad, y a pujar al evacuar.

Crea una rutina para tu niño

Para empezar, haz que tu niño se siente completamente vestido en su bacinica, una vez al día, después de desayunar, antes de bañarse o cuando normalmente suele hacer popó o pipí. Así se irá acostumbrando a la bacinica y empezará a aceptarlo como parte de su rutina diaria.

Si no se quiere sentar, no te preocupes. No debes forzarlo, ni obligarle a permanecer sentado.

Im3

Dile adiós al pañal

Una vez que tu niño ya esté plenamente acostumbrado a sentarse vestido en su bacinica, el siguiente paso es lograr que lo haga sin el pañal.

Muéstrale cómo se hace

Los niños aprenden imitando a los adultos, por lo tanto la manera más natural de que aprendan a usar el inodoro es viéndote hacerlo.

Si tienes un varoncito, es más fácil que empiece a hacer pipí sentadito, y que más adelante papá o un hermano mayor le enseñe a hacer pipí de pie. Seguro que no tardará nada en imitarlo.

Motívalo a ser independiente

Motiva a tu niño a usar su bacinica, siempre que tenga ganas de hacerlo. Si necesita ayuda para subir y bajar sus pantalones o ropa interior, asegúrate que sepa que te lo puede pedir a ti, y que tú lo llevarás al baño cuando quiera.

Si puedes, permítele que de vez en cuando circule por la casa sin pañales y mantén su bacinica a la mano. Cuanto más tiempo lo dejes sin pañal, más rápido aprenderá, aunque tú tendrás que estar dispuest@ a limpiar algunos charquitos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Compra ropa interior de entrenamiento

Puede que te sirva de ayuda la ropa interior infantil con una protección extra absorbente, o pañales desechables que se suben y bajan como la ropa interior, ya que permiten que tu hijo se los quite y se los ponga él solito.

Cuando tu hijo empiece a usar la bacinica de forma constante, puedes pasar a la ropa interior normal. A algunos niños les motiva mucho usar calzones con sus personajes favoritos.

Acepta sus “accidentes” con buen humor

No hay niño que domine completamente el arte de ir al baño solito, sin antes tener una serie de pequeños “accidentes”. Cuando esto ocurra, no debes enojarte con tu niño ni castigarlo; recuerda que hasta hace muy poquito tiempo, tu hijo aún no había desarrollado completamente sus músculos, y por lo tanto no tenía el control necesario para lograr contenerse.

Comienza el entrenamiento nocturno

Aunque tu hijo se mantenga limpio y seco durante todo el día, puede que pasen varios meses, o incluso años, hasta que logre controlar sus necesidades durante la noche, o sea que, aún no te deshagas de sus pañales.

A esta edad, su organismo no ha madurado lo suficiente para lograr despertarlo siempre que necesite hacer pipí. De hecho, es completamente normal que un niño moje la cama ocasionalmente, incluso en los primeros años escolares.

Para ayudarle a mantenerse seco, no le permitas beber demasiado líquido antes de acostarse y recuérdale que si se despierta en medio de la noche, te puede llamar para que le ayudes a ir al baño. Otra cosa que puedes hacer es colocar su bacinica al lado de la cama, por si quiere usarlo.

Im5

Celébralo, ¡lo has conseguido!

Cuando tu niño esté listo para aprender esta nueva habilidad, lo hará con éxito. Y si en lugar de tratar de apresurarlo, esperas a que verdaderamente esté preparado, todo el proceso será mucho más fácil, tanto para ti como para tu hijo.

Tarde o temprano, tu niño aprenderá a ir al baño como los adultos, y tú no tendrás que volver a pensar en este asunto.

@Pipochos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s